En el cierre de campaña, pide el voto para frenar a las derechas y defender la democracia

El PSOE ha cerrado campaña electoral en Hortaleza, en un auditorio que lleva el nombre de Pilar García Peña, concejala socialista entre los años 1983 y 1999, una de las mujeres que asumió cargos de responsabilidad en los primeros ayuntamientos democráticos de nuestro país. En este escenario han dejado sus últimos mensajes antes del 26 de mayo los candidatos del PSOE al Parlamento Europeo, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

El aspirante a la Alcaldía, Pepu Hernández, augura, que tras las elecciones, “Madrid va a despertar a fuerza de votos, esperanza, socialismo, igualdad, feminismo, tolerancia, progreso y futuro”, como lo ha hecho España con los votos al PSOE el pasado 28 de abril, “cuando millones de españoles le dijeron a Pedro Sánchez con voz firme: adelante”.

Demanda a la ciudadanía esta misma movilización para los comicios del domingo, porque no ir a votar puede tener como consecuencia cuatro años de gobierno de las derechas en Madrid. “No tengáis duda –proclama Hernández- si el PP, C´s y VOX pueden, sumarán”. Y lo harán para traer “más desigualdad, más insolidaridad, más barreras”, esas que “separan generaciones y limitan derechos”.

Por eso, pide a los madrileños y las madrileñas que acudan a votar “contra quienes nos quieren hacer retroceder 40 años en derechos y libertades” y a favor de “la diversidad que nos hace únicos y que es la mejor carta de presentación de Madrid en el mundo”.

Insta a los y las votantes a apoyar su candidatura para cambiar esta ciudad, porque cree en ella y en su gente, y se presenta como una opción que puede hacer en Madrid un buen gobierno ya que tiene “al gran equipo del PSOE” con él, un partido que “no solo sueña, sino que transforma”. Y defiende que el PSOE gestione Comunidad y Ayuntamiento, para que se acabe el tiempo “de administraciones enfrentadas, de instituciones que se han dado la espalda durante años y a las que, cuando las gobernaba el PP, solo hermanaba una infamia: la corrupción”.

Durante la campaña electoral, Pepu Hernández ha escuchado a las gentes de Madrid y “todos nos han dicho que hay que equilibrar esta ciudad”, lo que significa hacer más escuelas infantiles, más centros de día, dar poder a los distritos, poner viviendas asequibles en alquiler a disposición de los jóvenes y convertir las grandes operaciones urbanísticas en auténticas oportunidades.

“Se trata de hacer un Madrid de la igualdad”, acentúa el candidato, tanto como de impulsar una urbe limpia y verde, “que abrace la transición ecológica” y que haga el mismo esfuerzo en mejorar la calidad de vida de los barrios que el que dedica al centro.

Es consciente Pepu Hernández, además, de que en estas elecciones “no solo se elige un alcalde para Madrid”, sino que hay que votar “para defender la democracia”, lo que significa “respetar al adversario, aceptar el derecho del otro a pensar de forma distinta, trabajar por la convivencia y no imponer una única manera de ver el mundo”.

Está convencido el aspirante a alcalde de que ha elegido la mejor opción, el PSOE, “la casa común de los progresistas”, para que “Madrid no se pierda en el agujero negro de la ultraderecha”, a la que hay que frenar “con el poder del voto, con la fuerza de la palabra y la democracia”.

Hernández ha terminado su alegato conminando al electorado a “llenar las urnas de esperanza y de futuro, llenar las urnas de PSOE, por Madrid y por la convivencia”, para hacer una ciudad “justa, equilibrada, feminista y abierta a Europa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *